martes, 28 de agosto de 2012

Con cara de idiota

A pesar del tiempo y las experiencias, no deja de asombrarme la capacidad que tienen muchos empresarios y listillos de hacerte creer que eres idiota. No sé, tal vez, además de cara de extranjero, es que también tengo cara de idiota y hasta haber venido a China no me había dado cuenta de ello.

Algunos de los que me conocen desde hace tiempo saben, que me gusta llevarlo bastante corto, además de que como me crece bastante rápido suelo ir cada 3 semanas, 4 a lo sumo.

Como mi corte de pelo no tiene mucho de especial, desde que estoy en China suelo ir a pequeñas peluquerías de barrio en donde me cortan en pelo por unos 2 € a lo sumo, ya que así siempre me atiende la misma persona y al cabo de un par de visitas ya sabe cómo lo quiero, sin tener que preocuparme de mantener la típica conversación de "como lo quieres".

Por desgracia, en donde vivo ahora, no hay ninguna de estas pequeñas peluquerías en los alrededores del residencial, así que durante este año he estado yendo a una cadena de peluquerías bastante extendida en Shanghai llamada WenFeng.



No es que tengan nada de especial, salvo que sus empleados van todos vestidos con trajecitos a lo marinero (aquí los tenéis recién salidos de la academia)


pero es relativamente económica y la tengo en la puerta de casa, por lo que no me da pereza acercarme a ella.

El caso es que este domingo he ido a cortarme el pelo y cuál es mi sorpresa cuando a la hora de pagar me dicen que el corte de pelo son 60 RMB (unos 7.5€), así que ya me empiezo a mosquear.

Cuando empecé a ir a principios de año, me cobraban 25 RMB, la última vez que fui, justo antes del verano, me cobraron 40 RMB. Supuse que hubo algún malentendido con el tipo de champú (que los hay de varios precios), así que tampoco le di mucha importancia, pero resulta que ahora, después del verano en el que me he estado cortando yo el pelo en casa con la maquinilla, van y me sueltan que no, que son 60 RMB.

Empiezo a discutir con ellos, les digo que llevo yendo todo el año y que jamás había tenido que pagar tanto, que tiene que haber algún malentendido, pero el buen hombre, que como dije al ppio me debe ver cara de idiota, me dice con toda tranquilidad que no. Que eso es imposible, que siempre ha costado 60 RMB y que tal vez utilizase alguna tarjeta de descuento.

Con tanta tranquilidad y seguridad me transmite sus explicaciones, que hasta yo mismo me empiezo a creer que soy idiota y que las otras 8 veces que he ido a cortarme el pelo, en las que solo me cobraron 25 yuanes, han sido un espejismo, algo fruto de mi imaginación.

Pero bueno... como la experiencia es un grado y sé que tras varias horas de discusiones lo único que probablemente conseguiré es perder el tiempo, que se arremolinen un grupo de chinos curiosos a mi alrededor para intentar descubrir que está pasando, que me suba la tensión y tal vez un pequeño descuento en el precio, decido que lo mejor es ahorrarme todo eso, pagar religiosamente los 60 yuanes y marcharme de allí, jurando no volver y eso sí, con mi cara de idiota y con la sensación de que la inflación en China está disparada. Pasar de 25 yuanes a 60 en solo 8 meses... eso es encarecimiento del nivel de vida y el resto son cuentos......chinos.


Nota: las fotos de este post son de archivo, es decir, del archivo de Google Images.

lunes, 20 de agosto de 2012

Ayudas tecnológicas para el recién llegado a China

Después de más de 4 años en China por fin vuelvo a recibir visitas en Shanghai. Algunos vienen solo para un par de días, otros para un par de semanas… y hasta hay alguno que viene para un par de meses. Para ellos y para aquellos que tienen pensado venir a China paso a listaros las soluciones tecnológicas que harán vuestra vida un poco más sencilla, sobre todo para superar el shock del recién llegado.

Para empezar doy ya por supuesto, que todos tenéis un smartphone. A día de hoy hasta mi madre a sus 62 años se maneja con un teléfono táctil y whatsappea cual quinceañ@, por lo que entiendo que ese no será problema para cualquiera de vosotros, avezados viajeros.

Una vez salidos del aeropuerto, o en el mismo aeropuerto si podéis tendréis que haceros con una tarjeta SIM china. No cometáis el error que muchos hemos padecido. No os decantéis por la primera compañía que os ofrezcan. Sed selectivos y acercaros a cualquier tienda de China Unicom con el pasaporte en la mano y solicitad vuestra ansiada tarjeta local de telefonía.


¿Por qué y solo por qué digo China Unicom*? Por el simple hecho de que es la única compañía decente que ofrece cobertura 3G compatible con lo móviles GSM, por lo que hacer uso de internet en el móvil no será un acto de fe y paciencia.

Cuando entréis en la tienda pedid vuestra tarjeta 3G (3G卡 - léase san yi kaa) os darán varias opciones, una de ellas cuesta 66 RMB y te ofrece 500Mb de datos y un número irrisorio de minutos en llamadas al mes. Debería ser suficiente para que no tengáis que recargar en lo que os queda de viaje. Además nuestra bienamada Teléfonica participa en esta compañía con un buen puñado de acciones, por lo que además estaréis colaborando con la empresa patria que tan pocos beneficios deja en Hispania.

Una vez hecho esto podréis empezar a utilizar algunas de las apps que os podrán sacar de algún apuro y que paso a mencionaros a continuación.


La primera y más fundamental es Google Maps.


Creo que a día de hoy no tengo nada que comentar que no se sepa de esta app. Si te has planificado el viaje, ya tendrás marcado con estrellitas todos los sitios a visitar. Además cuando vayas en taxi te servirá para saber qué vas en buena dirección y no estás completamente lost in translation en dirección opuesta a donde querías ir. Además con la última versión te puedes descargar el mapa de la zona para verlo offline, así sin duda es un auténtico must have.

Yo aún recuerdo cuando llegué a Shanghai en la época pre-smartphone cuando andaba con el enorme mapa de papel doblado y pintarrajeado en los bolsillos cada vez que salía de casa (ODM!!! Cómo pude sobrevivir sin GMaps???)

La siguiente app que te podrá sacar de algún apuro es un buen diccionario de chino. Por desgracia no existen buenos diccionarios de chino-español-chino, así que tendréis que encomendaros a la lengua de Shakespeare y elegir uno chinese-english-chinese. Para mí, el mejor de largo es el Pleco:


Entre los diferentes motivos, por los que he es mi favorito es por la posibilidad de escribir a mano en hanzi (pedazo caligrafía china que me gasto :D) o lo que es lo mismo, tener la opción de copiar un carácter chino a mano para obtener la traducción. Además también tiene una opción (de pago, eso sí) que te permite hacer la traducción usando la cámara del móvil para que te reconozca los caracteres que quieres traducir.

Otra app que tb os ayudará será una que os ayude con el cambio. Lejanos son ya los tiempos pre-crisis en los que el cambio entre yuanes y euros rondaba el 10;1 que nos facilitaba enormemente hacer el cálculo mental del precio de las cosas. Ahora con el cambio rondando los 7.5-7.9 RMB por cada €uro lo mejor es ayudarse de una app como XE Currency.


Poco más que comentar al respecto. Actualización del cambio a tiempo real y fácil utilización. Lo único a tener en cuenta, que lo que muestra es el cambio oficial, que puede distar bastante del que utilice vuestro banco o VISA a la hora de hacer pagos con moneda extranjera.

Ahora que ya sabemos dónde estamos, ya nos podemos comunicar y ya sabemos cuánto cuestan las cosas, llega el momento de la vida social. En este caso lo mejor que puedes hacer es tener siempre a mano la web www.smartshanghai.com. En ella encontrarás la información de los últimos espectáculos, restaurantes con sus respectivas reviews hechas por los usuarios y el listing más completo de todos los lugares, bares y clubs más de moda.


Los que tengáis un iPhone podéis descargaros su app, si lo que tenéis es Android, lo mejor es ponerse un widget de “favoritos/bookmarks” en el escritorio con el enlace a la versión móvil de la web. Además con la versión “Taxi Screen” no tendréis excusa para no ser capaces de llegar al sitio donde habéis quedado.


Si lo que quieres es ahorrarte una pasta en taxis, lo mejor que puedes hacer es moverte en Metro y de paso experimentar el que para mí es uno de los mejores transportes públicos que he probado, la app que estás buscando se llama evidentemente MetrO.


Si tenéis Android tendréis que instalarla manualmente desde la web del link, ya que no está disponible en el Google Play (aka Android Market). Con ella podréis moveros paso a paso por los subterráneos de Shanghai como pez en el agua. Sabréis en que estación debéis cambiar de línea y hasta el tiempo estimado hasta llegar a vuestro destino.

Como complemento a esta app, podéis utilizar la aplicación oficial del metro de Shanghai para navegar sobre el plano de todas las líneas


Aunque creo que el gran problema que encontraréis con esta app es que las estaciones solo salen en chino, por lo que creo que es más recomendable utilizar Google Maps.

Si no solo venís a China de vacaciones y tenéis pensado pasaros una temporadita, tampoco estará de más que os instaléis el teclado chino, ya que antes o después seguro que os hace falta escribir alguna dirección en el idioma de Confucio. Aquí mi recomendación pasa por el teclado Google Pinyin IME


Como alguno os preguntaréis como se hace para escribir en chino, os comento así de pasada que se utiliza un método llamado Pinyin, que consiste en escribir los caracteres de forma fonética para luego elegir de la lista que aparecen el carácter correcto (una de las dificultades del chino es que hay mucho caracteres homófonos).

Otra app que tampoco está de más llevar en el teléfono si vas a estar una temporada por China es una aplicación para saber cuál es el nivel de polución ambiental. Mi favorito en este es Air Health



que muestra los índices AQI y PM2.5 de las 3 ciudades más grandes de China (Beijing, Shanghai y Guangzhou) actualizados cada hora con las mediciones de los consulados americanos en esas ciudades.

Ya por último pero no menos importante la app que necesitarás sí o sí es una VPN, no porque no se pueda vivir sin Facebook, Twitter o Youtube (que también!!!) sino porque hasta una simpe búsqueda de imágenes en Google te devolverá una bonita colección de fotos en blanco o páginas bloqueadas (como este blog, por ejemplo). A día de hoy existen varios programas o proveedores de VPNs gratuitos, pero tras haberlos probado todos al final optarás por una versión de pago, que te permita llevar una vida online más o menos decente. Tras haber probado también varios de esos VPNs de pago mi favorito y con el que llevo más de un año es Astrill.


Funciona tanto en el ordenador como en el móvil (ya sea Android o iOS) y salvo épocas en las que el gobierno chino refuerza la censura con campañas específicas suele funcionar francamente bien, con servidores suficientes como para encontrar uno que vaya rápido y un servicio de asistencia que es bastante rápido, al menos cuando lo he necesitado.

Si queréis probar esta VPN, podéis hacerlo a través del siguiente link, así a mi me darán un mes de servicio gratis :-)


ACTUALIZACIÓN: Me han comentado que echaban de menos una app que seguro habéis utilizado en vuestros ordenadores, Google Translate


Admito que no soy in gran fan de Google Translate. Sus traducciones me parecen bastante malas incluso entre español e inglés, por lo que si metemos el chino de por medio la costa tampoco mejorará, de hecho ni siquiera tenía la app instalada en mi móvil ya que si a la calidad de las traducciones le añadimos que necesitaremos una conexión a internet para que funcione,... pues no me me acaba de enganchar.

Pero por otro lado, tras probarla he visto que también tiene un par de cosas positivas. La primera es que permite la escritura de caracteres hanzi a mano, al igual que Pleco, y la segunda y tal vez la más usable, es que permite pegar textos completos para hacer le traducciones lo que lo con convierte en idea para traducir esos SMS en chino que recibes aleatoriamente. Cierto es que la traducción es bastante chabacana, pero para hacerte una idea de lo que te están contando es más que suficiente en la mayoría de los casos.


Estos consejos/applicaciones no solo son de utilidad si vienes a Shanghai, si viajas a otras ciudades chinas o incluso otros países pueden ser igual de útiles.



* Si tenéis un movil con tecnología CDMA, más propio de sudamérica o alguna compañía norteamericana, debéis coger China Telecom. OJO! No confundir con China Mobile.

**Por cierto, lo siento para los que tengáis un iPhone, pero como yo no tengo uno, he puest los links de las apps al GooglePlay de Android. Se que muchas de las apps que he puesto tienen su versión para iOS y sino existen otras apps de funcionalidad equivalente, por lo que no debería ser complicado encontrarlas en el Appstore.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Lupu Bridge - Shanghai Climb

El verano de 2012 de Shanghai está siendo increíblemente benevolente en lo que al clima se refiere. Durante todo el mes de Julio hemos tenido cielos azules, libres de polución y temperaturas no mucho más allá de los 32-33ºC lo que hacen que haya una visibilidad perfecta para subirse a los sitios más altos de la ciudad y ver que la ciudad no se termina ni hasta donde alcanza la vista.

Lo que la mayoría de la gente suele hacer en estos casos es irse al “abrebotellas” y tomarse algo desde el mirador más alto de Shanghai, pero como yo esto ya lo he hecho un par de veces y seguramente tenga que volver a hacerlo en breve, ya que estoy a la espera de recibir visitas aproveché visitar uno de los puntos turísticos que aún me quedaban por hacer, el Shanghai Climb del puente de Lupu - 卢浦大桥 (Lupu Da Qiao).


El puente se encuentra en el sur de Shanghai conectando los distritos de Luwan y Pudong (de ahí su nombre) pasando sobre el Huangpu y si llegas a Shanghai a través del aeropuerto de Pudong tienes muchas probabilidades de pasar a través de él para entrar en el centro de la ciudad. Inaugurado en el 2003, el puente ostentaba el título de ser el puente de arco y acero más largo del mundo, con una longitud de 3.900 metros y una luz de arco de 550 metros hasta que en el 2009 fue inaugurado en Chongqing uno aún más largo, relegándolo a la segunda posición.

La entrada al puente se hace por debajo de la autopista elevada que cruza la ciudad de Norte a Sur


Tras pagar los 80 RMB que cuesta la entrada, tienes acceso al edificio donde tienes que tomar el ascensor hasta la planta 13


Una vez aquí, según sales del edificio ya puedes ver la autopista de entrada a Shanghai a tu derecha


Y el camino de acceso a la pasarela del puente a tu izquierda.


Tras un pequeño paseo por fin llegas a la parte del “climbing”. Ya solo unos cuantos escalones te separan de lo alto del puente, donde se encuentra la plataforma del mirador.


No es que la subida sea un gran reto, de hecho no te lleva más de un par de minutos, pero con el calor que pegaba no estaba de más pararse a mitad de camino y llevarse una previa de lo que espera cuando llegas a lo alto.


Una vez arriba, lo primero que ves es la semiabandonada zona de la Expo en la que salvo un par de pabellones, como el de China, lo único que quedan son explanadas vacías



Aquí podéis ver lo que sería la parte Oeste de la Expo, de la que tampoco queda gran cosa.


Siguiendo con la vista circular y ya otra vez mirando hacia Puxi, podemos ver Shanghai Corniche, un antiguo embarcadero comercial que han reformado cuando la Expo, dejándolo como un paseo al lado del río en el que se pueden ver 2 de las grúas que utilizaban para la carga y descarga de mercancías.


Ya orientados hacia el Nororeste podemos ver los rascacielos de Xujiahui al fondo sobre la línea del horizonte


Si volvemos la mirada otra vez hacia el Este, podemos ver la zona sur de Pudong,


Con el otro gran puente de Shanghai, el puente de Nanpu (南浦大桥), que no es transitable a pie y que tiene un descenso en espiral la mar de curioso.


Por fin, dejamos para el final la vista del Skyline de Pudong, desde el Sur


Donde podemos identificar fácilmente algunos de los edificios más reconocibles de Shanghai; La Orient Pearl, la torre JinMao, el SWFC y en medio de ellos y creciendo a toda velocidad la futura Shanghai Tower (上海中心大厦) cuya finalización está planificada para el 2014 y su altura definitiva está estimada en 632 metros, es decir 140 metros más que el SWFC, actual edificio más alto de Shanghai.


Ya para finalizar nos queda la vista al norte de la ciudad, que podemos contemplar mientras descendemos con cuidado


Donde también podemos identificar los edificios más característicos que sobresalen en el skyline (de izquierda a derecha) como el JW Marriot Hotel y su forma de cañón laser cuando se ilumina por la noche, el HongKong Plaza de Huahai Lu, el Radisson Hotel con su restaurante giratorio con forma de platillo volante en lo alto o el Shimao International Plaza a la entrada de la calle peatonal Nanjing Dong Lu con sus dos antenas y hermano pequeño del Bank Of China Tower de HongKong entre otros.


Una vez terminada la visita y visto lo visto (valga la redundancia), los 80 yuanes que cuesta la atracción se me hacen algo excesivos. Entre 40 y 50 creo que sería algo más adecuado, ya que al final entre subir, ver un ratito el panorama, hacer un par de fotos y bajar te lleva entre 15 y 20 minutos. Además solo está abierto un lado hasta la cima y no dejan hacer el circuito completo de subir y bajar por los 2 laterales del puente, lo que sería más adecuado dado el precio que pagas, pero bueno, llevaba tiempo queriendo ir, ya que la vista desde el Sur solo se puede hacer desde este punto y no quería dejar de verla por un par de yuanes de más.

Otra de las cosas que no me han gustado es que no es posible hacer la visita durante la noche, lo que considero que podría ser interesante, ya que la visión de toda la ciudad iluminada seguro es muy espectacular. Pero por desgracia cierran el acceso a las 5 de la tarde, lo que incluso en invierno es demasiado pronto para ver la ciudad encendida sobre la oscuridad. Corren rumores de que hay gente que se baja del taxi en medio del puente por la noche, para hacer la ascensión nocturna, pero yo creo que no me arriesgaré… o sí, ¿Quién sabe…?