domingo, 25 de septiembre de 2011

Vida en el xiaoqu. Imágenes costumbristas de la China urbana.

Levantarme con las gallinas es algo que nunca me ha gustado especialmente, de hecho yo siempre he sido más de acostarme cuando ellas se levantan que otra cosa, pero nos hacemos mayores… o eso o que después de 3 años aquí ya me he achinado lo suficiente como para cambiar mis tan españolas costumbres de aprovechar la noche al máximo y descansar durante el día.

Sea como fuere y debido a que no me termina de gustar que el pequeño Yoda intente regar las baldosas de mi baño todos los días a las 6 de la mañana, un par de horas después del amanecer todo sea dicho, salgo a pasear por mi compound para permitir al animalillo que se relaje tranquilamente. Esta parte del día siempre ha sido una desconocida para mí, pero estos paseos matutinos me han hecho descubrir todo un mundo de actividades y una parte de la vida china de la que tenía poco o nada conocimiento.

Durante las últimas semanas me he dedicado a recopilar abundante información gráfica sobre las diferentes actividades que paso a relataros a continuación.

Lo primero que me llamó la atención es la reunión diaria que mantienen los trabajadores del servicio de limpieza de zonas comunes. Este tipo de formaciones ya las había visto anteriormente por parte de los camareros de restaurantes de cierta talla, pero nunca dentro del compound. Es hasta gracioso ver como los llaman a formar y se tiene que ir todos numerando como cuando iba de excursión en el colegio, para saber que no se nos había perdido nadie.


Pero prestado atención a mi alrededor se pueden ir descubriendo poco a poco varias actividades. Sin duda una de las más tradicionales y de las que ya había hablado anteriormente es la de los grupos de gente haciendo taichí.


Hay un grupo bastante bien organizado, que además transmite bastante tranquilidad verlos realizar los movimientos de manera bastante grácil, coordinada y al ritmo de la música que les acompaña.


Pero como de todo tiene que haber en la viña del señor, hay quien prefiere hacerlo por su cuenta, como esta pareja que suelen ponerse en la zona del gimnasio al aire libre.


Y ya que hablo del gimnasio, a las 6 de la mañana, podéis comprobar como este está lleno de actividad, con casi todas las máquinas ocupadas y con algunos abueletes con una flexibilidad que ya la quisiera yo cuando tenía 15 años.


Pero no solo el gimnasio está lleno, sino que hay bastante gente practicando todo tipo de deportes, desde el bádminton, uno de los deportes con más practicantes en China,


O señoras haciendo marcha


O señoras haciendo ejercicios que no se pueden categorizar


Pero no todo va a ser deporte en esta vida y durante las últimas semanas en una de las placitas del compound también he descubierto como un señor ya entrado en años practica el bonito y efímero en este caso arte de la caligrafía, escribiendo poemas con una brocha enorme, cuya punta es de esponja y que moja en un caldero de agua.


Pero no todo va a ser dedicarse al ocio… y no es para nada extraño cruzarse con señoras que a las 6 de la mañana, ya han ido a hacer la compra y están de regreso a casa…


Ya por las tardes, tampoco se puede decir que la vida del compound se relaje y a las 18:30, que es la hora a la suelo regresar de la oficina, también se pueden observar todo tipo de actividades variadas. Algunas de ellas no difieren demasiado de las que podemos encontrarnos en España en cualquiera de los parques que pueblan nuestras ciudades, como pueden ser mamás o abuelas paseando a los niños


Grupos de niños ya más creciditos practicado deportes como por ejemplo este grupo de patinadores que son el azote de cualquier señora con bastón que se atreva a pasear por donde ellos se mueven,


reuniones de dueños de perros, que se juntan para charlar de sus cosas mientras los pequeños monstruitos campan a sus anchas


O por supuesto, gente los días soleados se baja a leer el periódico o practicar otra de las grandes aficiones chinas que es la de echarse a dormir en cualquier lado.


De todos modos, lo que si que ya no es tan normal, es encontrarse con grupos de gente, que o bien, no tienen agua o bien no tienen ducha en casa, ya que se van a los baños del la piscina a ducharse, con su cestita con toalla, champú y jabones varios… Y ya que estamos en China, no podía ser de otra manera… salen de casa con el pijama ya puesto.


Pero si hay algo que realmente es digno de mención es el grupo de las mujeres bailarinas, que todos los días a las 7 en punto, sacan sus altavoces a la calle, y se curran unas coreografías durante una hora, que no hay palabras que puedan describirlo, así que aquí os dejo con el video, para que lo veáis con vuestros propios ojos.


Aunque al igual que con los que hacen taichí por la mañana, siempre está la rara, que prefiere ir por su cuenta


Otra de las actividades que realmente llaman la atención es una que no pensé se pudiese encontrar en la ciudad. Es cierto que en los pueblos es muy normal poner a secar vegetales para conservarlos, pero ni por un momento me imaginé que aquí hubiese tanta afición a secar tan amplia variedad y cantidad de vegetales


Y ya que hablamos de secar, tampoco es extraño encontrarte los bancos ocupados con sábanas y edredones sacados a airear.


Y ya para ir terminando os muestro otro de los descubrimientos que he hecho dentro del compound gracias a los paseos del perro


Lo que más gracia y aunque parezca mentira es que he estado pasando por delante de ella todos los días durante los últimos 6 meses y ha sido solo ahora cuando me he dado cuenta de que tenemos marihuana plantada en los jardines del compound, aunque no creo que ninguno de mis vecinos sepa realmente lo que es y seguramente piensen que es otra planta ornamental más.


PD: Ya sabéis, seguidme en Google+ para más historias y fotografías curiosas inéditas en el blog.


1 comentario:

Hector dijo...

El ejercicio extraño de la señora es para mejorar la circulacion, por estimulacion capilar. Seguro que ya te habras dado cuenta que ahi no tantas señoras con piernas de elefante varicosas