jueves, 25 de septiembre de 2008

Taikang Lu

Después de unos problemillas que he tenido con la conexión de internet en casa, vuelvo a la carga con un post que tenía prometido.

Aprovechando que el lunes 15 no trabajé y ya que no tenía ningún compromiso contraído (léase fútbol, dardos, cañas, Carrefour...) hice algo que ya hacía tiempo que no hacía, coger el mapa, la mochila y la cámara e irme a pasear por la ciudad...

Había oído hablar de una calle, que por lo visto estaba bastante bien, con pequeños restaurantes, de diferentes estilos y con un ambiente muy tradicional, así que me decidí a investigarla por mi cuenta. Después de un buen rato de metro y unos 20-30 minutos caminando, llegué a Taikang Lu, en el sur de la ciudad, justo a mitad de camino entre las lineas 1 y 4 del metro.

Al llegar, me pareció una calle de lo más normal. Tal vez con algunos de los bajos, remodelados, pero tampoco nada fuera de lo común. Pero tras caminar unos 80-100 metros hacia el interior vi un callejón, de esos por los que normalmente no te sueles meter, ya que dan a zonas residenciales típicamente tradicionales (casas bajas, no muy bien conservadas y un olor que yo ya he definido como “olor a China”) pero vi un cartel que me llamó la atención, que decía algo así como “Asociación de comerciantes” así que como no tenía nada mejor que hacer y mi intuición me decía que tal vez pudiese haber algo interesante... pues ahí me metí... y que gran descubrimiento!!!







Es toda una manzana, que ha sido parcialmente rehabilitada. Es decir, no ha perdido el encanto de ser tradicional, se conserva perfectamente la estructura del barrio y sus casas, pero en los bajos se han asentado todo tipo de artistas... Desde los fotógrafos, con sus galerías, pequeños diseñadores de ropa, camisetas, joyas, calzados tradicionales... hasta joyerías más o menos grandes y estudios de pintura o tiendas con autentico Cachemir... Se puede sentir un poco el “verdadero” barrio antiguo chino, no como por ejemplo en Yuyuan Garden, que si, es el “Old Town”, pero esta “demasiado” rehabilitado y se ve muy preparado para los turistas, por lo que pierde un poco de encanto y se siente un poco “fake”.







Además hay un montón de pequeños restaurantes y cafés, con sus terrazas, de todos los estilos... Desde restaurantes hindúes, pakistaníes,....a restaurantes, franceses, italianos o la típica “hamburguesería” yankie... Por lo que seguro encontrarás alguno que se adapte a tus gustos. Yo, ya que estaba de experimentos acabé metido en un restaurante vietnamita en el que comí un arroz con pollo al curry verde que estaba de muerte, en un ambiente super tranquilo y “familiar”... Eso si, todo ellos por tan solo 8€ con una Coca Cola de bebida...







Como no tenían café me fui a una terraza en la que estuve como media hora sentado, disfrutando de un enorme café con hielo mientras veía pasear por la zona a todo tipo de personajes y turistas de múltiples nacionalidades... Que eso es lo peor de la zona, sin lugar a dudas, que es una zona tan chula que hay bastantes turistas, por lo que pierde un poquillo de encanto... De hecho hasta te puedes cruzar con “Briatores” de la vida como este.



De todos modos, me encantó la zona y creo que volveré más a menudo, pues echaba de menos este tipo de “cascos antiguos” en los que poder tomarte un café en una terraza tranquilamente, además de que el ambiente “artista” del barrio me encantó.

Aún así, si caminas un par de callejones, puedes encontrarte también al típico grupo de chinos jugando a las cartas o a los dados en el que 4 juegan y 8 miran y apostando dinero,... (menos mal que le juego es ilegal en China, jejeje)



O algún otro habitante del barrio, echándose una “siesta” al más puro estilo chino, es decir... tirando en cualquier rincón... Lo que le da verdadero encanto al barrio, en esa mezcla entre lo tradicional y lo moderno...





Por cierto, para redondear el día me fui a dar un masaje corporal de 1 hora por solo 10€, que la verdad es que no se si me ha hecho bien o mal, jajajaja. El chino flipaba con las contracturas y nudos que tenía por la espalda, tanto en hombros como en lumbares, se pasaba todo el rato diciendo, “bad, bad.. very bad...” mientras me clavaba los dedos, nudillos y codos...

Me estuvo trabajando las contracturas a base de bien, de hecho os puedo asegurar que estuve sudando en frío, del dolor, en algunos momentos, pero hoy, a pesar de que tengo los músculos algo doloridos por la presión que ejercía el masajista sobre ellos, cuando paso las manos por cuello y hombros, puedo notar que las contracturas se han reducido bastante, por lo que seguramente en cuanto me pasen las molestias vuelva a ir a que me den un par de sesiones más, porque pasarme tantas horas al día sentado delante del ordenador me está machacando la espalda... De hecho hasta he tenido algo de dolor de cabeza, después de dormir 8-10 horas seguidas, que yo creo es culpa de las contracturas del cuello y de que el colchón de mi cama tampoco ayuda especialmente a que se reduzcan estas contracturas, sino más bien todo lo contrario...

4 comentarios:

txus dijo...

qtal leon? de verdad que el masajista era un chino? No querrias decir china!!!!jejeje
Haber si un mediodia te pillo y hablamos que ya ando por vigo y hace que no hablamos.
cuidate y disfruta. besos

Cher dijo...

ufff, no me llega el momento de ser yo el que está ahí paseando por esas calles...me moló mogollón el post ;-) sigo diciendo que me parece genial que nos "cuides" así: con fotillos y sitios geniales. Biko!

Anónimo dijo...

Q guay!!! q envidia!! estas hecho un super investigador, pareces indiana jones en la china!!
A Ser se le debe estar cayendo la baba, jeje!!!
Por cierto, el reportaje fotográfico de la cena y de las calles muy bien, si señor!!!
bueno, un besazo enorme.....MUACCCC

YOLI

Blogger dijo...

Do you love Coke or Pepsi?
ANSWER THE POLL and you could win a prepaid VISA gift card!